Angélica Bertin: youtuber a los 60 años 

Para muchos adultos las redes sociales son un mundo desconocido y aterrador. No para Angélica Bertin, quien a través de su canal de YouTube y blog inspira y enseña a miles de personas a preparar recetas sencillas y deliciosas para el día a día. Conoce la historia de la abuelita youtuber que la está rompiendo en el mundo digital.

Los caminos de la vida

La pasión y energía que despliega Angélica Bertin es admirable e inspiradora. A sus 62 años ha conseguido llamar la atención de miles de fieles seguidores que esperan con ansias sus recetas cada día. 

“Empecé hace 10 años en Argentina porque no tenía mucho que hacer.” Así empieza su relato cuando le preguntamos por cómo comenzó todo esto. Se sonroja y se ríe al contarnos que todo esto tiene que ver con una historia de amor. 

“Me fui a Argentina por mi marido. A él lo conocí a los 17 años y pololeamos 3 años, el en Mendoza y yo en Osorno. Luego cada uno siguió su vida, ambos nos casamos con otra persona. Después de unos años nos separamos de nuestros respectivos. Luego él me buscó por las redes y me dijo que nos fuéramos a vivir juntos en Argentina, a Mendoza.”  Sin pensarlo tanto -con 50 años ya tenía las cosas bastante claras- decidió irse. Y fue allá donde comenzó a tomar cursos profesionales de cocina y pastelería, ya que no tenía mucho más que hacer y siempre le había encantado la cocina.

Mientras estaba viviendo en Mendoza decidió empezar a difundir recetas de cocina chilena. Para esto, creó un blog (www.cocinachilena.com) donde comenzó a compartir preparaciones para el día a día, recetas sencillas y bien explicadas.

“Para muchos buscar una receta en internet resulta un problema porque los ingredientes necesarios son muy específicos y/o difíciles de encontrar.” comenta Angélica. Es por esto que siempre ha procurado que sus recetas sean elaboradas con ingredientes sencillos y fáciles de encontrar en cualquier ciudad. 

El gran salto: del blog a YouTube

“Todas mis recetas las hacía con fotos y ahí dije porqué no video y empecé con YouTube, hace 6 años.” 

De manera totalmente autodidacta, y gracias a los tutoriales de YouTube, aprendió a ocupar una cámara para hacer el paso a paso de sus recetas en video y luego editarlas. Abrió su canal de YouTube el año 2013 y hace algunos meses atrás recibió la distinción por llegar a los 100.000 suscriptores, un logro que con el que habla con orgullo, ¡y no es para menos!

“Cada video es mucho trabajo, la grabación, edición y difusión.” Angélica lo tiene claro, ser bloguera y youtuber no es fácil, requiere mucha constancia, dedicación y trabajo, pero es algo que realmente le apasiona.

La pasión por enseñar

Desde que entras al departamento de Angélica te das cuenta que no estás en una casa común y corriente. Todo está acondicionado para dar clases de cocina. Un gran mesón, varios hornos y muchos implementos y utensilios son los que se ven a primera vista en el salón principal de su hogar. 

“Me encanta cocinar y lo que más me gusta es enseñar. Me dicen que tengo paciencia y explico super bien.”

Su pasión por enseñar siempre ha estado presente, ya que estudió educación de párvulo y ejerció durante muchos años como profesora en su ciudad natal, Osorno. 

Hace algunos años decidió empezar a hacer clases. Arrendó un departamento en el centro de Santiago, en el Barrio Lastarria, y comenzó a promocionar sus talleres, cursos y seminarios de cocina y pastelería a través de Instagram y su canal de YouTube. 

Así comenzó a llegar gente de todas partes, sobre todo de regiones. Personas que la seguían por sus redes y querían aprender de la mano de Angélica. 

“Hago un seminario de repostería presencial para grupos pequeños que dura 5 meses. Un fin de semana al mes, muy intensivo. Es muy práctico, ellos meten las manos en la masa. Me alegro mucho de que varios salen con un emprendimiento.” Es un curso tan popular y accesible que lo ha dictado más de 30 veces.

Después del estallido social de Octubre no pudo continuar haciendo clases presenciales ya que al vivir en el centro de Santiago era muy difícil para sus alumnos llegar a su casa. Y como no hay mal que por bien no venga se le ocurrió empezar a hacer talleres cortos online.

Angélica no para, y cuando le preguntamos por proyectos a futuro nos cuenta que el próximo mes hará un taller de repostería saludable, “siempre sigo las tendencias y la misma gente lo va pidiendo.” También nos cuenta que le gustaría hacer cursos online todos los meses con temáticas diferentes; cocina chilena, pastas, postres, etc. 

Momentos de gloria

Sin duda sus más de 100.000 seguidores en Youtube y más de 120.000 entre instagram y facebook han llamado la atención de marcas y medios.“Ha llamado mucho la atención mi edad y la cercanía con la gente.” nos dice.

En los últimos años ha logrado acuerdos de colaboración con importantes marcas como Oster y Colún y además ha aparecido en varios programas de TV en Mega, Chilevisión y CNN. 

“Hay veces que voy por la calle y la gente me reconoce y me conversa sobre las recetas. Las agradecen mucho. Cuando me pasa, no me la creo, me da un poco de verguenza”.

Con respecto a la colaboración con marcas recalca: “no he aceptado trabajar con marcas que no van conmigo o que me piden presentarlos de una forma que no me acomoda.” dice con determinación después de contarnos algunas anécdotas donde no se sintió cómoda promocionando un producto que no tenía nada que ver con su estilo. 

Aunque comenta que le falta tiempo para hacer todo lo que quiere, dice que a su edad se siente muy orgullosa de seguir tan activa. Además, siente que la gente aprecia su naturalidad y espontaneidad, por eso la siguen y quieren aprender con ella. 

Cocinando con Angélica Bertín

Para esta ocasión decidió preparar dos recetas, sencillas y deliciosas, ideales para esta época del año: una fresca ensalada de verano, con mix de hojas verdes, tomates cherry, palmitos, arándanos y almendras laminadas y un exquisito helado de frambuesas. Todo con productos comprados en La Vega, lugar que frecuenta cada semana debido a la variedad de productos frescos que puede encontrar ahí. 

Cuando le preguntamos sobre su comida favorita le cuesta decidirse. Nos habla de su amor por las pastas frescas (que aprendió a hacer en Argentina) pero finalmente se queda con los postres “Me encanta hacer postres, esas cosas chiquititas en vasitos. Voy a hacer un curso de postres y helados online este verano, en Chile somos muy dulceros. Además en esta época encuentras mucha fruta para hacer helados y postres ricos.” comenta con alegría. 

Angélica es sin duda alguna un claro ejemplo de que nunca es tarde para reinventarse, y que con esfuerzo y dedicación se puede lograr vivir de lo que te apasiona.

Te invitamos a seguirla en su canal de youtube y en su cuenta de instagram @cocina_chilena para ver las recetas que hizo para este artículo y muchísimas más.

 

Post a Comment