Casa Capellán: "los nuevos clásicos" sandwicheros - Mango Merken

Casa Capellán: “los nuevos clásicos” sandwicheros

“Los Nuevos Clásicos” es la propuesta de Casa Capellán, la sandwichería gourmet de Barrio Bellavista que busca, de la mano de Pedro Agurto, dejar atrás las recetas tradicionales y sorprender con preparaciones originales y llenas de sazón. Todo esto en un lugar rodeado de arte que te invita a compartir y disfrutar durante largas horas con amigos. 

Los cimientos de Casa Capellán

Hace ocho años Pedro, periodista de profesión, trabajaba en marketing y publicidad para grandes marcas relacionadas con el mundo gastronómico. Pero después de 10 años, el trabajo de oficina terminó por aburrirlo. Con aprendizajes de qué era lo que estaba pasando en el mundo de la gastronomía, decidió lanzarse con una idea que siempre había tenido: abrir un local propio. Así, hace 8 años, partió con Capellán 8, la primera patita que luego lo llevó a abrir Casa Capellán ubicado en Bellavista 0360.

 “La cocina para mí es básicamente cariño y amor”

Cuando habla de los inicios, Pedro cuenta que “partí solo. Tenía una tía que me ayudaba en la caja. Al principio la recepción del público fue difícil, porque cuando llegamos no había nada de comida en el barrio”. En esos momentos, aprovechaban de captar clientela en una clínica cercana, instando a la gente que estaba afuera a comer algo en su local. El boca en boca fue fundamental para hacerse conocidos, pues cuando un cliente los probaba, quería volver. “Nos recomiendan mucho. Es muy frecuente que vuelvan con amigos”, relata Pedro.

Los “Nuevos Clásicos”

A Pedro siempre le había llamado la atención y preocupado la poca oferta que existía en el universo de los sándwiches: chacarero, italiano, barros luco… Los “clásicos”, pero nada que se saliera e innovara hacia lo nuevo, es decir, hacia los sándwiches gourmet y de autor. 

Con un amor de siempre por la cocina, quiso ser quien ofreciera originalidad, con “buena mayo, buena salsa, y bien contundente”, además de nuevas mezclas e innovación en los ingredientes, incorporando, por ejemplo, toques de la cocina peruana. Así nacen “los nuevos clásicos”.

“En la casa experimentaba para salir de la rutina del día a día, y ahí fue el nacimiento del Berlusconi”

Cuando trabajaba en publicidad, pudo ver lo que estaba ocurriendo en el mundo gourmet. Fue probando de a poco, y “lo amé y me fui perfeccionando para crear nuevas recetas. Hoy tenemos sándwiches con sabores que nunca se me hubiesen ocurrido anteriormente”.

En un comienzo partieron “creando cosas pequeñas, simples y luego fuimos haciendo cosas más complejas”. Pedro cuenta que desde siempre le ha gustado la cocina, un lado que explora en su tiempo libre. “En la casa experimentaba para salir de la rutina del día a día, y ahí fue el nacimiento del Berlusconi, sándwich ícono de Casa Capellán”. 

“Hoy tenemos sándwiches con sabores que nunca se me hubiesen ocurrido anteriormente

El Berlusconi (un exquisito sándwich de carne con champiñones salteados, zucchini grillado con un toque de ajo, pimentón caramelizado y suave ricotta) estuvo, sin embargo, a punto de pertenecer a la carta de otro restaurante. Junto con un amigo, Pedro participó en un concurso por el mejor sándwich, en que el premio era que el sándwich ganador sería presentado en la carta de una sandwichería reconocida de Santiago. Entre risas, Pedro nos cuenta que “menos mal salimos segundos, porque si no el sándwich lo tendría otro local”. El Berlusconi le quedó dando vueltas, y fue el puntapié inicial y necesario para estar donde está hoy. Por la historia que hay detrás, es su sándwich preferido de los que ofrecen en Casa Capellán. “Deja enamorada a la gente; quedan muy sorprendidos por sus sabores”. 

Tuvimos la oportunidad de deleitarnos con varias de las propuestas. Probamos el Berlusconi y, la verdad, su condición de ícono está más que justificada: ¡es una bomba de sabor! Además, disfrutamos del Chupaya, con exquisita carne mechada, pastelera de choclo, tomate, cebollas caramelizadas, aceitunas y rúcula. Y también el Miss Piggy que, como señala su creativo nombre, tiene cerdo braseado en salsa barbecue, queso de cabra, manzanas asadas, tocino, pepinillos y lechuga. ¡Todos para volver a repetirlos!

La pasión tras los sándwiches

Pedro trabaja junto a 22 personas (16 en Casa Capellán y seis en Capellán 8). Cuenta que a finales del año pasado, el equipo estaba desmotivado porque el flujo de clientela había disminuido a raíz del estallido social. Pero tuvieron el impulso necesario: participaron en The Top Sándwich y ganaron el tercer y quinto puesto. “Sacamos mucha energía de ahí; vimos que la gente volvió después del concurso. Nos motiva porque marcamos la diferencia”.

“Los nuevos que llegan prueban los sándwich con calma y es impresionante cómo la cara les cambia”

Y es que para Pedro “la cocina para mí es básicamente cariño y amor”. Esta pasión la transmiten en todos los sándwiches, a los que en cada preparación le ponen su toque. “Presentamos una propuesta con cariño; ves la reacción de la persona que prueba nuestros sándwiches, y eso es cariño”. Esto ocurre no solo con los clientes, sino también con los nuevos miembros del equipo. “Los nuevos que llegan prueban los sándwich con calma y es impresionante cómo la cara les cambia”, cuenta orgulloso. Y es que el equipo es fundamental: hay gente que trabaja desde hace tres o cuatro años en los restaurantes Capellán.

La propuesta de Casa Capellán, sándwiches y cultura

Casa Capellán queda a una cuadra de Capellán 8. Riéndose, Pedro comenta que “es difícil porque competimos entre nosotros”. Pero no es problema, porque Capellán 8 está enfocado al delivery, mientras que Casa Capellán está buscando tomar la esencia de lo que ocurre en el barrio – que cada día se llena de más expresiones artísticas – y plasmarlo en sus paredes. 

La cercanía entre ambos locales fue lo que permitió que crecieran hacia Casa Capellán. Con la llegada de un socio interesado en invertir, han podido darle pie a este proceso. “Acá podemos poner cerveza artesanal y expandir la propuesta gastronómica”. Ha sido un proceso experimental, donde han podido probar nuevos sabores e ingredientes, lo que es parte de un trabajo en equipo bien planificado.

Como yo no soy chef somos libres en hacer lo que queramos: no estamos amarrados a ninguna línea, podemos mezclar lo que queramos

Ahora que ya han consolidado la oferta de productos sabrosos, saludables y atractivos, están incorporando también el concepto del arte. “Como llevaba tiempo acá, pude observar cómo se había movido la demanda del sector”. Es así que han tenido distintas actividades en el segundo piso de su local, como conversatorios de cine, venta de ropa organizadas por colectivos, stand ups, y otros eventos sociales. “El local estaba disponible para hacer lo que quisiéramos. Hicimos de todo para que la gente sepa que estamos haciendo cosas”. Y es algo que han continuado y que pretenden retomar en marzo, de forma que se armen más eventos, conversatorios e incluso karaokes.

Esta será la tónica de Casa Capellán en el futuro próximo: hacer ruido con muchas actividades. Las ideas y los platos nuevos se vienen muy entretenidas e innovadoras. Y es que “como yo no soy chef somos libres en hacer lo que queramos: no estamos amarrados a ninguna línea, podemos mezclar lo que queramos” dice Pedro, con aires de libertad.

Además, prontamente podrás disfrutar de los deliciosos sándwiches en otros lugares de la capital, ya que están finalizando el proceso de estandarización para empezar con las franquicias, y así expandir Capellán 8 por Santiago. 

Definitivamente no te puedes perder esta novedosa propuesta de sándwiches gourmet junto a Pedro y el equipo de Casa Capellán, así como las actividades artísticas que llegan con todo el power  en marzo.

Te dejamos invitado a seguir a Casa Capellán y Capellán 8 en instagram para estar al tanto de todas sus novedades y actividades.

Post a Comment