Eo Eo Eo que siga el...¡Hablemos de huevos! todo lo que necesitas saber sobre este versátil y nutritivo alimento. - Mango Merken

Eo Eo Eo que siga el…¡Hablemos de huevos! todo lo que necesitas saber sobre este versátil y nutritivo alimento.

Hoy por hoy hablar de huevos no es hueveo (las cosas como son). Es un tema que da para largo, porque hay muchos tipos de huevos en el mercado  y porque el huevo puede ser la materia prima que cambia el destino de tus alimentos y el que da color, actitud y proteína a tus desayunos de campeones. En este artículo te lo contamos todo.

  • ¿Te pasan cosas cuando ves una yemita anaranjada y cremosa reventarse a pulso con un crujiente pan?
  • ¿Tienes ciertas mañas y fijaciones al momento de revolver los huevos? (Este mundo se divide entre los que prefieren los huevos revueltos “sequitos” o “mojaditos”)
  • ¿Eres de los que goza un huevito duro en un paseo o picnic?
  • ¿Amas la mayonesa casera?
  • ¿Consideras los huevos pochados un manjar sublime?
  • ¿Babeas cuando ves publicaciones de huevos en Instagram?

Si has respondido que Sí más de 2 veces es que probablemente eres un #egglover.  Prepárate, este artículo es para ti y te entrega una serie de datos, consejos y trucos que quizás desconocías en relación al bendito huevo.

¿Huevito Ecológico o Huevito Industrial?

Hoy por hoy saber de dónde provienen tus productos alimenticios es más que fundamental para muchos consumidores, y es que todos tenemos claro que el huevo viene de la gallina, pero lo que no sabemos son las condiciones en las que esa gallina es criada.

Si eres amante del huevito seguro notas la diferencia entre un “huevito de campo” y un huevo industrial, y es que la calidad y el sabor pueden notarse bastante.

Hay diferentes iniciativas que están potenciando la “crianza libre”, “crianza feliz”, el “libre pastoreo”, “free range” etc. Lo cual muchas veces puede confundir al consumidor,  lo que hace que algunas marcas quieran pasar “gato por liebre”.

En el caso de Chile es importante que cuando vayas a comprar huevos ecológicos procedentes de granjas libres de jaula te fijes en que la etiqueta ponga “huevos de campo” que es muy distinto al Rótulo “huevos tipo campo”, ojo ahí ya que si bien la frase es parecida el procedimiento es totalmente opuesto: en los “huevos tipo campo” las gallinas suelen estar en grandes galpones, hacinadas y sin salir. 

No es lo mismo comer salmón que comer jurel tipo salmón, no nos engañemos y que no nos engañen.

Para ello hoy te recomendamos 6 iniciativas confiables para disfrutar unos ricos huevos de campo:

Aunque seas un #egglover es probable que no tengas ni remota idea de algunos datos al momento de conservar de óptima manera los huevos, es por ello que hemos preparado una serie de consejos y trucos que te serán de vital y práctica ayuda. Toma nota!

7 consejos para mantener y conservar de mejor manera los huevos 

  1. Al momento de guardar los huevos hazlo con la punta apuntando hacia abajo.
  2. No almacenes huevos rotos o quebrados más de un día.
  3. Lo ideal (pese a la distribución que tienen los refrigeradores convencionales) es almacenarlos dentro del refrigerador, no en la puerta de éste, ya que el movimiento de la puerta puede  alterar la yema al interior del huevo, rompiéndola.
  4. No es recomendable lavar los huevos. Si lo haces que sea justo el momento antes de cocinarlo.
  5. No es conveniente lavar el huevo con agua, ya que esta práctica le quita una cutícula protectora presente en la cáscara que ayuda a prevenir el crecimiento de bacterias causantes de la salmonella. En caso de necesitar limpiarlo, aconsejamos usar un paño limpio y seco.
  6. Los huevos deben conservarse siempre refrigerados o en un lugar fresco y seco, y su duración es de aproximadamente 28 días desde la puesta.
  7. Mantenlos en un sitio frío, sombreado y fresco, especialmente en verano. No es recomendable que los huevos se guarden a más de 25 grados celsius puesto que el calor acelera su putrefacción.

Quizá luego de leer nuestros consejos para mantener y conservar de mejor manera los huevos  te has dado cuenta de que no tienes idea de cuánto tiempo tendrán los huevos en tu cocina.

¿Estarán frescos? ¿Podré comerlos tranquilamente? 

Tranquilidad, sabemos que eres un #egglover y también cuidamos tu salud, es por ello que sumamos a tu cultura “huevológica” unos clásicos y prácticos trucos de la abuelita para ser capaces de reconocer cuándo los huevos están para el consumo

5 trucos de la abuelita para saber si los huevos están frescos o no 

  1. El truco del vaso de agua: un truco muy efectivo que te ayudará a saber si el huevo está malo es introducirlo en un vaso de agua. Si flota significa que el huevo está en mal estado y con total probabilidad habrá pasado más de un mes de su puesta. Si el huevo se hunde rápidamente querrá decir que es un huevo fresco. ¡Adelante!
  2. El test del “agite”: Otra forma de comprobar la frescura del huevo que vas a preparar es agitar el huevo que vayas a usar y comprobar si se escucha el sonido de líquido en su interior. Si es así significa que ese huevo está en mal estado. Recuerda que los huevos frescos presentan una clara que ocupa la totalidad del cascarón, por lo que no debería escucharse nada al agitarlos.
  3. Rompe el cascarón y observa detenidamente: La prueba definitiva es romper y examinar directamente el interior del huevo. El aspecto de la clara debe ser gelatinoso  sin ningún tipo de impurezas o manchas.
  4. Atención a la yema: también debes tener en cuenta que la yema de un huevo en buen estado debe quedar centrada y compacta al ser cocido o frito. Si ves que la clara se expande, la yema no está en el centro o se aplana, el huevo no está bueno. Adiós.
  5. La infalible prueba del olfato: por último, para acabar de determinar cómo saber si un huevo está malo al abrirlo es fundamental olerlo. Si detectas mal olor, sin duda el huevo está podrido y no se aconseja su consumo.

¡Vamos a comer! 3 sabrosas ideas para cocinar huevos

Fritos, revueltos, duros, benedictinos, a la copa, en tortilla, pochados…. La lista sigue y la versatilidad de los huevos a la hora de cocinar es amplia. Si ya estás antojado te dejamos 

3 recetas imperdibles para probar en casita:

Por último te invitamos a conocer una entretenida y sabrosa historia con sabor en torno al HUEVO. Se trata de Eggy Cafetería y si eres amante del huevito y estás por Santiago no dudes ir a visitarlos de nuestra parte.

¿Te ha resultado útil y entretenida esta información? No dejes de compartir este artículo. ¿Tienes otros tips que te gustaría que el resto conociera? Puedes compartirlos en los comentarios o en nuestras redes sociales @mango.merken


Texto por Gloria Quevedo

Post a Comment