La unión hace la fuerza: Descubre la magia del maridaje cervecero - Mango Merken

La unión hace la fuerza: Descubre la magia del maridaje cervecero

Dar con la combinación perfecta de comida y bebida sin duda es una experiencia sublime para todo sibarita. Eso es justamente lo que propone el maridaje. Hoy te invitamos a descubrir el amplio abanico que esconde el maridaje cervecero. Conoce las claves  para comenzar a maridar cerveza en casa y descubre tres apuestas que te guiarán de manera profesional en el proceso.

Comer y beber son indudablemente unos de los grandes placeres de la vida. Y es justamente el maridaje, esa suerte de vínculo o “matrimonio” entre la comida y la bebida lo que eleva a un siguiente nivel la experiencia del disfrute al momento de comer y beber de óptima manera.

Estamos acostumbrados a oír sobre maridajes de vino. Pero ¿qué pasa con la cerveza?

Un buen dato para los amantes cerveceros es que  la cerveza permite un rango mayor de alternativas de maridaje debido a la gran variedad de estilos que existen. ¡Sí señor! y es que hay casi 80 estilos según la guía BJCP (Beer Judge Certification Program).

¿Qué cerveza va bien con qué alimentos?¿Cómo puedo elevar a un siguiente nivel el disfrute de un buen plato o preparación al momento de escoger una cerveza determinada? Respondemos a todas estas preguntas que puedas tener ahora mismo en tu cabeza a continuación. 

¿Qué tenemos que tener en cuenta para nuestro maridaje cervecero?:

Hoy te invitamos a descubrir algunas claves  para disfrutar de un óptimo maridaje en torno a la cerveza, de la mano de algunos tips que nos entrega Randy Mosher en su libro “Cómo Catar Cerveza”.

  • La Intensidad

La “ley de la intensidad” nos invita a combinar platos suaves con cervezas suaves y platos fuertes con cervezas fuertes. Así, en suave intensidad podríamos maridar ceviche con cerveza de trigo y en su polo más intenso: cordero con cerveza Tripel, que tiene sobre 8 ABV (Alcohol por Volumen).

  • La Armonía

Aquí es clave el sentido olfativo, ya que el maridaje funciona muy bien cuando tenemos alimentos y cerveza con aromas comunes, que pueden provenir de diferentes orígenes. Por ejemplo, hay lúpulos con aromas a frutos tropicales, por lo que van muy bien con algún postre como el cheesecake de maracuyá.

  •  El Contraste

La propuesta es a aprovechar que la comida y la cerveza se equilibren mutuamente, en otras palabras los elementos interactúan ya sea para aumentar o calmar la intensidad de cada parte.

¿Motivación y papilas gustativas preparadas?: Manos a la obra 

Para lograr un buen maridaje tienes que probar mucho. Hay que considerar que tenemos casi 80 estilos, sin embargo cada cervecero tiene su propia receta y cada chef tiene la suya. No hay una regla específica, hay que experimentar, lo que hace muy entretenida la misión.

Desde Mango Merkén te proponemos un punto de inicio, para comenzar con algunos maridajes clásicos cerveceros. Toma nota:

  • Queso azul con cerveza estilo Tripel, ¡una combinación increíble!
  • Brownie de chocolate con cerveza estilo stout o porter. Sabemos que te vas a tentar con esta receta súper fácil de brownies de chocolate que te dejamos aquí. 
  • Ceviche de pescado con cerveza estilo witbier. Mira esta exquisita receta de ceviche chileno aquí. 
  • Pollo agridulce con cerveza estilo Doble IPA. Te invitamos a probar esta receta de pollo agridulce con piña para que puedas prepararlo en casa. 


Si quiere encontrar un buen surtido de cervezas te recomendamos ver esta lista de 10 lugares donde comprar cerveza artesanal en Santiago.


Podríamos hacer una comida de varios tiempos maridando con diferentes cervezas,  lo importante es que vayamos en orden ascendente de intensidad para no cansar el paladar y así no dejar de sentir los sabores más tenues y sutiles. Para estos casos la consigna del sabor en cuanto a intensidad es ir DE MENOS A MÁS.

¡Que comience la ceremonia! Ha llegado el momento de probar  si la comida y la variedad de cerveza elegida han sido hechas la una para la otra. Acá el paso a paso.

  1. Primero tomamos un sorbo de cerveza y envolvemos la boca con el líquido para activar todas nuestra papilas gustativas.
  2. Luego comemos un bocado de la comida elegida. 
  3. Antes de tragar todo lo que tenemos en la boca, tomamos un nuevo sorbo de cerveza para que los elementos de sabor de ambos productos se junten e interactúen. 
  4. Descubre qué ocurre: ¿se intensificó un sabor? ¿Se equilibran los sabores? ¿Siento la boca más limpia? ¿Quiero vivir esa experiencia nuevamente? Si la respuesta es sí, misión cumplida. Amén, los declaras marido y mujer: puedes besar a tu birra.

Si es no, piensa qué no te gustó y busca una nueva cerveza para cumplir la misión de esta experiencia (nada mal!). La aventura continúa hasta dar con la combinación deseada. 

Si quieres aprender con guía experta sobre maridajes y cómo catar cerveza, te invitamos a descubrir tres apuestas imperdibles:

  • Serbeer busca acercar la cultura cervecera a las personas, realizan catas a domicilio y los encuentras en su cuenta  @Serbeer 
  • Brotherwood, con el lema de educar en torno a la cerveza lleva recorrido en cuanto a catas y talleres cerveceros. Te invitamos a visitarlos en su cuenta de instagram @brotherwood
  • ACAS, Academia Cervecera de Análisis Sensorial propone entrenar nuestros sentidos en torno a la birra. Más info en su cuenta de instagram  @ACAS 

¿Has realizado maridajes con cerveza?¿Te ha gustado tanto como a nosotros? ¿Tienes algún dato imperdible para maridar cerveza y  elevar la experiencia sensitiva? Si es así no dejes de contarnos sobre esto en los comentarios o en nuestro Instagram @mango.merken


Texto por Gloria Quevedo

Post a Comment